Noticias de Facebook

Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons

La Neuroeducación, el proceso de enseñanza y aprendizaje IV

Desde que empezó el confinamiento, las tareas escolares, las redes sociales, los medios de comunicación, las nuevas tecnologías han supuesto un amplio y no cerrado debate en nuestra SOCIEDAD. Tal y como ya indicamos en anteriores publicaciones, aquellos niños que dedican demasiadas horas al día a estar en contacto con tablets, móviles o televisión tienen niveles más bajos de mielina. La mielina es una sustancia que recubre los axones de las neuronas, lo que permite que la conectividad neuronal y su velocidad sean adecuadas. En niños que emplean más tiempo del debido a los dispositivos electrónicos se ha encontrado una disminución de la mielina, lo que hace que la velocidad de procesamiento cerebral sea significativamente más lenta. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños menores de dos años no usen para nada los dispositivos electrónicos. A partir de los dos años y hasta los cinco, recomiendan no más de una hora diaria frente a las pantallas.

En opinión del Dr. Rafael Guerrero, los niños no deberían tener contacto frecuente con dispositivos con pantalla hasta los seis años, puesto que durante los seis primeros años de vida se están desarrollando las funciones ejecutivas en una parte concreta del cerebro: la corteza prefrontal. Las funciones ejecutivas son las que nos diferencian del resto de las especies: concentración, inhibición de impulsos, memoria operativa, planificación, autorregulación emocional, etcétera. En estos seis o siete primeros años de vida, los niños desarrollan los rudimentos básicos de las funciones ejecutivas. Si los niños están expuestos a demasiados contenidos en pantallas, es más que probable, que nos encontremos con dificultades en procesos ejecutivos, a lo que debemos unir como la mejor manera de enseñar a los niños y niñas habilidades cognitivas de orden superior (incluido el control atencional y emocional) es a través de las interacciones entre padres, madres e hijos/as, juegos no estructurados y sociales (AAP, 2016). Debe evitarse que los niños/as pequeños/as utilicen o accedan a los medios de comunicación por su cuenta.

Esta situación de confinamiento, ha supuesto a buena parte del Profesorado "diseñar actividades abiertas de investigación o creación que les resulten interesantes e incluso divertidas. Ofrecer un seguimiento constante, proporcionando consejos, sugerencias y ayudando en lo que puedan necesitar, y por último, mucha flexibilidad en todos los sentidos, soy yo el que se tiene que adaptar a mis alumnos y no al revés"...
"Para mí, está implicando un gran sobreesfuerzo, como lo está siendo para toda la sociedad, no somos diferentes. Un esfuerzo destinado sobre todo a que el vínculo generado con mis alumnos no se diluya.
Me doy cuenta del valor de la interacción personal en el proceso educativo, que es la base para que se vayan construyendo aprendizajes, para crear un ambiente que predisponga al enriquecimiento y al desarrollo integral. Recursos académicos hay de sobra para que un niño pueda aprender de forma autónoma. Pero, ¿y la guía? ¿Y el refuerzo emocional? ¿Y todo el aprendizaje transversal, quizás el más importante? ¿Cómo conseguir que continuemos juntos? Esto es lo que me ha llenado de mayor preocupación e inseguridad desde el principio, lo que más miedo me daba perder.
Porque quiero a mis alumnos y deseo lo mejor para ellos. Porque los conozco, escucho y respeto, tratando de proporcionarles lo que necesitan individualmente. Les echo mucho de menos, a cada uno de ellos, con sus particularidades, sus deseos, sus defectos y virtudes, etc. ¿Estarán todos bien? ¿Estarán recibiendo aquello que precisan? Estábamos creciendo tanto juntos y ahora siento tristeza por la posibilidad de que finalice el curso sin haber vuelto a verlos, sin volver a ser su maestro".
elpais.com/elpais/2020/04/12/mamas_papas/1586673757_072016.html

A través del aprendizaje socioemocional, las experiencias de educación y cuidados de la primera infancia pueden facilitar que los niños aprendan a ser empáticos, así como a conocer sus derechos y a aprender cosas sobre la igualdad, la tolerancia y la diversidad (Recomendación del Consejo de la Unión Europea, 2019).

Como ya hemos indicado, la superdotación intelectual responde al criterio de potencialidad para poder obtener un mayor rendimiento, si se ponen los medios para un adecuado desarrollo (Alonso, 2019).
La falta de una estimulación adecuada ocasiona, no sólo que los alumnos no desarrollen plenamente todo su potencial, sino que la tensión y el estrés que ello les provoca lleva a una merma de dicho potencial, y aquí juega un papel clave la autoestima, ese componente emocional, confianza en sus posibilidades, pero no encontrarán su camino si creen que no son capaces de encontrarlo, para ello debemos valorar sus capacidades y esfuerzo, y apoyarles, lo que no quiere decir que se les superproteja.

*AAP. (2016). Media and young minds. Pediatrics. doi.org/10.1542/peds.2016-2591.


www.centrohuertadelrey.com/actualidad/
... Ver MásVer Menos

Publicado 03/06/20

La Neuroeducación, el proceso de enseñanza y aprendizaje   IV

Desde que empezó el confinamiento, las tareas escolares, las redes sociales, los medios de comunicación, las nuevas tecnologías han supuesto un amplio y no cerrado debate en nuestra SOCIEDAD. Tal y como ya indicamos en anteriores publicaciones, aquellos niños que dedican demasiadas horas al día a estar en contacto con tablets, móviles o televisión tienen niveles más bajos de mielina. La mielina es una sustancia que recubre los axones de las neuronas, lo que permite que la conectividad neuronal y su velocidad sean adecuadas. En niños que emplean más tiempo del debido a los dispositivos electrónicos se ha encontrado una disminución de la mielina, lo que hace que la velocidad de procesamiento cerebral sea significativamente más lenta. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños menores de dos años no usen para nada los dispositivos electrónicos. A partir de los dos años y hasta los cinco, recomiendan no más de una hora diaria frente a las pantallas.

En opinión del Dr. Rafael Guerrero, los niños no deberían tener contacto frecuente con dispositivos con pantalla hasta los seis años, puesto que durante los seis primeros años de vida se están desarrollando las funciones ejecutivas en una parte concreta del cerebro: la corteza prefrontal. Las funciones ejecutivas son las que nos diferencian del resto de las especies: concentración, inhibición de impulsos, memoria operativa, planificación, autorregulación emocional, etcétera. En estos seis o siete primeros años de vida, los niños desarrollan los rudimentos básicos de las funciones ejecutivas. Si los niños están expuestos a demasiados contenidos en pantallas, es más que probable, que nos encontremos con dificultades en procesos ejecutivos, a lo que debemos unir como la mejor manera de enseñar a los niños y niñas habilidades cognitivas de orden superior (incluido el control atencional y emocional) es a través de las interacciones entre padres, madres e hijos/as, juegos no estructurados y sociales (AAP, 2016). Debe evitarse que los niños/as pequeños/as utilicen o accedan a los medios de comunicación por su cuenta.

Esta situación de confinamiento, ha supuesto a buena parte del Profesorado diseñar actividades abiertas de investigación o creación que les resulten interesantes e incluso divertidas. Ofrecer un seguimiento constante, proporcionando consejos, sugerencias y ayudando en lo que puedan necesitar, y por último, mucha flexibilidad en todos los sentidos, soy yo el que se tiene que adaptar a mis alumnos y no al revés...
Para mí, está implicando un gran sobreesfuerzo, como lo está siendo para toda la sociedad, no somos diferentes. Un esfuerzo destinado sobre todo a que el vínculo generado con mis alumnos no se diluya.
Me doy cuenta del valor de la interacción personal en el proceso educativo, que es la base para que se vayan construyendo aprendizajes, para crear un ambiente que predisponga al enriquecimiento y al desarrollo integral. Recursos académicos hay de sobra para que un niño pueda aprender de forma autónoma. Pero, ¿y la guía? ¿Y el refuerzo emocional? ¿Y todo el aprendizaje transversal, quizás el más importante? ¿Cómo conseguir que continuemos juntos? Esto es lo que me ha llenado de mayor preocupación e inseguridad desde el principio, lo que más miedo me daba perder.
Porque quiero a mis alumnos y deseo lo mejor para ellos. Porque los conozco, escucho y respeto, tratando de proporcionarles lo que necesitan individualmente. Les echo mucho de menos, a cada uno de ellos, con sus particularidades, sus deseos, sus defectos y virtudes, etc. ¿Estarán todos bien? ¿Estarán recibiendo aquello que precisan? Estábamos creciendo tanto juntos y ahora siento tristeza por la posibilidad de que finalice el curso sin haber vuelto a verlos, sin volver a ser su maestro.
https://elpais.com/elpais/2020/04/12/mamas_papas/1586673757_072016.html
 
A través del aprendizaje socioemocional, las experiencias de educación y cuidados de la primera infancia pueden facilitar que los niños aprendan a ser empáticos, así como a conocer sus derechos y a aprender cosas sobre la igualdad, la tolerancia y la diversidad (Recomendación del Consejo de la Unión Europea, 2019).

Como ya hemos indicado, la superdotación intelectual responde al criterio de potencialidad para poder obtener un mayor rendimiento, si se ponen los medios para un adecuado desarrollo (Alonso, 2019).
La falta de una estimulación adecuada ocasiona, no sólo que los alumnos no desarrollen plenamente todo su potencial, sino que la tensión y el estrés que ello les provoca lleva a una merma de dicho potencial, y aquí juega un papel clave la autoestima, ese componente emocional, confianza en sus posibilidades, pero no encontrarán su camino si creen que no son capaces de encontrarlo, para ello debemos valorar sus capacidades y esfuerzo, y apoyarles, lo que no quiere decir que se les superproteja.

*AAP. (2016). Media and young minds. Pediatrics. http://doi.org/10.1542/peds.2016-2591.

 
https://www.centrohuertadelrey.com/actualidad/Image attachmentImage attachment

DIA MUNDIAL DE LAS MADRES Y DE LOS PADRES
Quiero aprovechar, que hoy 1 de junio celebramos el día Mundial de las Madres y de los Padres, para agradecer a todas las FAMILIAS, el apoyo y colaboración que hemos recibido, sin los cuales no habría sido posible llevar adelante el XXXI Programa de Ampliación Extracurricular (MEPS, Modelo de Enriquecimiento Psicopedagógico y Social) que se ha impartido por el Centro “Huerta del Rey” (Juan A. Alonso).

Parece que fue ayer, cuando a través de la Circular correspondiente, os indicábamos: PROGRAMA ESPECÍFICO XII (2020), CIRCULAR 6.

<<Como ya os venimos indicando desde el 13 de marzo, en las dos anteriores Circulares, las clases del Programa MEPS del Centro “Huerta del Rey”, van a irse poniendo en marcha a lo largo de esta semana por Grupos, utilizando las posibilidades que nos ofrecen las Nuevas Tecnologías.
Como siempre cada actividad será impartida por su Profesor/a, con sus correspondientes objetivos, compatibles para ser realizados vía telemática, adaptándose a esta nueva situación sin poner en compromiso su calidad.
La metodología que utilizaremos para desarrollar las clases dependerá del Profesor/a y podrá ser a través de un foro o similar, o de un Skype…, donde podremos comunicarnos todos por Grupos, y tendremos la opción de interactuar recíprocamente. Junto con este cambio metodológico, cada actividad se planteará para que se pueda realizar de forma continua, sin necesidad de concretarla exclusivamente en la franja horaria de los sábados por la mañana, y que los alumnos puedan llevar a cabo libremente.
El trabajo se dividirá en fases conforme a sus objetivos y se programará una cronología y duración para su realización, no existiendo ningún problema en trabajar cualquier día de la semana, fin de semana incluso durante las vacaciones de Semana Santa.

La comprensión y combinación del triángulo: familia – alumno/a – Centro “Huerta del Rey”, será imprescindible, pero estamos seguros que las vamos a conseguir.>>

A lo largo de todas estas semanas, hemos transmitido a las FAMILIAS, diferentes actuaciones para mejorar el bienestar psicoeducativo y social, utilizando diversos recursos propios del Ministerio de Sanidad y los Servicios de Salud, Colegios Profesionales de Educación y de Psicología, etc.

Origen del Día Mundial de las Madres y de los Padres
El Día Mundial de las Madres y de los Padres se celebra el 1 de junio de cada año, y tuvo su origen el día 17 de septiembre del año 2012, gracias a la declaración emitida por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Su principal objetivo fue rendir un homenaje a la gran labor, esfuerzo y dedicación de los padres de todo el mundo, en la crianza y educación de sus hijos quienes representan el futuro de la Humanidad.
Hemos de hacer énfasis en la importancia que tiene la familia en la educación, protección y cuidado de todos los niños y adolescentes, para hacer de ellos seres integrales con un desarrollo pleno dentro de un hogar lleno de amor, tolerancia, comprensión y felicidad.
... Ver MásVer Menos

Publicado 01/06/20

La Neuroeducación, el proceso de enseñanza y aprendizaje III

Como veíamos en una anterior publicación; uno de los neuromitos más difundidos es que el niño tiene una inteligencia ilimitada o que solo usa el 10% del cerebro o que un entorno enriquecido aumenta la capacidad del cerebro para aprender...

Los hallazgos de la Neurociencia deberían tenerse más en cuenta en la práctica docente. La Neurociencia investiga el funcionamiento del sistema nervioso y en especial del cerebro, con el fin de acercarse a la comprensión de los mecanismos que regulan el control de las reacciones nerviosas y su comportamiento.
Las emociones participan en cualquier proceso en el que esté implicado el cerebro, incluido el de aprendizaje. El estado de ánimo puede cambiar el modo en el que se desempeñan determinadas funciones cerebrales como el lenguaje, la percepción, la atención, la memoria o la toma de decisiones. Todas ellas resultan claves a la hora de aprender, por lo que las emociones pueden llegar a decantar la balanza del éxito en el proceso de enseñanza-aprendizaje. No prestarles atención sería un error.

… Tal y como indica el Dr. Rafael Yuste: es necesario enseñar a pensar a los estudiantes a base de entrenarles. La repetición es buena, pero no en el sentido de machacarlo como nos hacían a nosotros cuando yo estaba en la escuela. El ver la misma cosa desde distintos puntos de vista, el involucrarles emocionalmente, el tratar con ellos directamente. Esta es la razón por la que yo pienso que es tan efectiva la educación uno con uno, porque te involucras emocionalmente.
... Ver MásVer Menos

Publicado 28/05/20

Como Directora del Centro Psicológico y Educativo “Huerta del Rey”, Doctora en Psicología, Especializada en Psicología Infanto-juvenil y Neuropsicología, Profesora-Tutora Profesional supervisando las Prácticas llevadas a cabo por los alumnos de la Especialidad de Psicología Clínica y Psicología Educativa del Centro Asociado de la UNED en Palencia, desde el Curso 2002-2003 hasta el Curso 2016-2017, en nombre de todos los integrantes del Centro "Huerta del Rey", en estos momentos tan difíciles, queremos seguir aportando nuestra labor más divulgativa y de transmisión de conocimiento, investigación y experiencia, pero sobre todo de orientación a profesores, psicólogos, investigadores, pediatras y padres.
Con nuestras aportaciones intentamos seguir avanzando en nuestro propósito de ser miembros activos de la Comunidad Científica y a su vez de nuestra Sociedad más próxima, padres y profesionales que viven el día a día y se preocupan por sus hijos y alumnos, y es por ello que, en esta ocasión, os enviamos unas recomendaciones de algo tan importante como Nuestras Emociones (Dra. Yolanda Benito).

ALGUNAS RECOMENDACIONES IV

En una de nuestras anteriores Publicaciones hacíamos hincapié en la importancia de los hábitos y rutinas, manteniendo horarios similares a los habituales, incluyendo momentos de descanso. Una buena planificación y su cumplimiento, puede ofrecernos la posibilidad de ir consiguiendo pequeños objetivos que nos mantendrán activos y en mejor forma emocional. El cambio de rutinas, no estar en contacto con otras personas, familiares, amigos, etc., puede influirnos psicológicamente y puede que afecte a nuestro estado de ánimo, es bueno ser consciente de ello, reconocerlo y saber que es normal y que existen pautas que pueden ayudarnos a adaptarnos mejor a esta situación.
Los sentimientos y emociones que pueden aparecer en este momento son muy variados, pero conocerlos y aprender estrategias pueden ayudarnos a afrontarlos con menor desgaste emocional, por ejemplo, las emociones negativas: la tristeza, el miedo o la ansiedad son emociones que puedes experimentar durante estos momentos. La tristeza, se da en todas las personas en un nivel u otro, ya sea por la sensación de pérdida de libertad para salir a la calle, de actividades y de contacto social o incluso de la propia salud o la perdida de seres queridos. Es importante combatir la tristeza permitiéndote buscar y disfrutar aquellas actividades que se pueden hacer desde casa que nos proporcionan momentos de felicidad, relajación y paz.

Detecta esos momentos y favorece que aparezcan varias veces en tu día. Mantener una actitud positiva nos ayuda a tener una mente más clara e incluso puede ayudar a mejorar nuestra salud física. La realización de actividades útiles que nos mantengan activos (ordenar, limpiar, leer, etc.) también pueden reducir los sentimientos de tristeza y ansiedad. Recomendamos reducir en la medida de lo posible la consulta continuada en televisión, radio o redes sociales acerca de la propagación del virus, intentando limitarla a determinados momentos del día (telediario, al levantarse, al acostarse, etc.).
Otra sensación que podemos percibir es de soledad. La reducción en la interacción con personas de nuestro entorno habitual puede hacer que sientas una sensación de vacío. Es importante mantener el contacto (siguiendo las restricciones) con personas de nuestro entorno. Debemos utilizar el juego como fuente de emociones, aprendizaje y desarrollo, realizando actividades agradables como escribir cuentos, cantar, etc., todo esto estimula la imaginación y la creatividad.
Sería importante aprender a relajarse ya que genera bienestar, ayuda a enfrentarse mejor a los problemas, y puede ser un antídoto ante conductas de escape poco adecuadas (consultar compulsivamente las redes sociales...). Es necesario gestionar adecuadamente el tiempo para intentar evitar caer en el hastío y el aburrimiento.
Se aconseja ver publicaciones anteriores relativas a este tema.
... Ver MásVer Menos

Publicado 25/05/20

Como Directora del Centro Psicológico y Educativo “Huerta del Rey”, Doctora en Psicología, Especializada en Psicología Infanto-juvenil y Neuropsicología, Profesora-Tutora Profesional supervisando las Prácticas llevadas a cabo por los alumnos de la Especialidad de Psicología Clínica y Psicología Educativa del Centro Asociado de la UNED en Palencia, desde el Curso 2002-2003 hasta el Curso 2016-2017, en nombre de todos los integrantes del Centro Huerta del Rey, en estos momentos tan difíciles, queremos seguir aportando nuestra labor más divulgativa y de transmisión de conocimiento, investigación y experiencia, pero sobre todo de orientación a profesores, psicólogos, investigadores, pediatras y padres.
          Con nuestras aportaciones intentamos seguir avanzando en nuestro propósito de ser miembros activos de la Comunidad Científica y a su vez de nuestra Sociedad más próxima, padres y profesionales que viven el día a día y se preocupan por sus hijos y alumnos, y es por ello que, en esta ocasión, os enviamos unas recomendaciones de algo tan importante como Nuestras Emociones (Dra. Yolanda Benito).

ALGUNAS  RECOMENDACIONES  IV

             En una de nuestras anteriores Publicaciones hacíamos hincapié en la importancia de los hábitos y rutinas, manteniendo horarios similares a los habituales, incluyendo momentos de descanso. Una buena planificación y su cumplimiento, puede ofrecernos la posibilidad de ir consiguiendo pequeños objetivos que nos mantendrán activos y en mejor forma emocional. El cambio de rutinas, no estar en contacto con otras personas, familiares, amigos, etc., puede influirnos psicológicamente y puede que afecte a nuestro estado de ánimo, es bueno ser consciente de ello, reconocerlo y saber que es normal y que existen pautas que pueden ayudarnos a adaptarnos mejor a esta situación.
        Los sentimientos y emociones que pueden aparecer en este momento son muy variados, pero conocerlos y aprender estrategias pueden ayudarnos a afrontarlos con menor desgaste emocional, por ejemplo, las emociones negativas: la tristeza, el miedo o la ansiedad son emociones que puedes experimentar durante estos momentos. La tristeza, se da en todas las personas en un nivel u otro, ya sea por la sensación de pérdida de libertad para salir a la calle, de actividades y de contacto social o incluso de la propia salud o la perdida de seres queridos. Es importante combatir la tristeza permitiéndote buscar y disfrutar aquellas actividades que se pueden hacer desde casa que nos proporcionan momentos de felicidad, relajación y paz.

           Detecta esos momentos y favorece que aparezcan varias veces en tu día. Mantener una actitud positiva nos ayuda a tener una mente más clara e incluso puede ayudar a mejorar nuestra salud física. La realización de actividades útiles que nos mantengan activos (ordenar, limpiar, leer, etc.) también pueden reducir los sentimientos de tristeza y ansiedad. Recomendamos reducir en la medida de lo posible la consulta continuada en televisión, radio o redes sociales acerca de la propagación del virus, intentando limitarla a determinados momentos del día (telediario, al levantarse, al acostarse, etc.).
          Otra sensación que podemos percibir es de soledad. La reducción en la interacción con personas de nuestro entorno habitual puede hacer que sientas una sensación de vacío. Es importante mantener el contacto (siguiendo las restricciones) con personas de nuestro entorno. Debemos utilizar el juego como fuente de emociones, aprendizaje y desarrollo, realizando actividades agradables como escribir cuentos, cantar, etc., todo esto estimula la imaginación y la creatividad.
        Sería importante aprender a relajarse ya que genera bienestar, ayuda a enfrentarse mejor a los problemas, y puede ser un antídoto ante conductas de escape poco adecuadas (consultar compulsivamente las redes sociales...). Es necesario gestionar adecuadamente el tiempo para intentar evitar caer en el hastío y el aburrimiento.
Se aconseja ver publicaciones anteriores relativas a este tema.Image attachmentImage attachment
Cargar más...